lunes, 9 de noviembre de 2015

BAHÍA TORITO: SOY PARTE DEL BOSQUE FUEGUINO CONCLUYÓ 4º CAMPAÑA

48 mil ejemplares de flora autóctona se suman al bosque diezmado de bahía El Torito. Ese número se alcanzó tras la cuarta campaña de reforestación “Soy Parte del Bosque Fueguino”. De la iniciativa participan voluntarios e instituciones comprometidas con el bosque fueguino. El objetivo es reimplantar lengas y guindos en las más de 1000 hectáreas que fueron consumidas por el fuego tras el incendio de 2012, en inmediaciones de Bahía Torito.

Desde el 24 de septiembre y hasta el 26 de octubre tuvo lugar la cuarta campaña, de un total de 10, que tiene como objetivo principal la intervención antrópica para acelerar el proceso de recuperación del bosque nativo, a través de la técnica conocida como “repique directo”. 

Al respecto EDFM dialogó con Loreto Fernández Génova, delegada de la Asociación Argentina de Guías de Montaña en Tierra del Fuego e integrante de la coordinación del proyecto, quien comentó en esta oportunidad que “finalizamos la cuarta campaña llevando un total de 400 personas voluntarias. Algo que nos motiva, es saber, tras un relevamiento realizado en otoño pasado, que tenemos un 80% de supervivencia de las plantas”. Además precisó que contaron con la presencia de gran cantidad de personas de Río Grande, y también “como voluntarios participaron colegios como el Sábato, el Sobral, entre otros. Vino también gente de Newsan, que es con quienes estamos acordando financiación para una futura campaña, además de colaborar con equipamiento técnico. De Río Grande se vincularon colegios como el J.I.F. Y el Padre Zink”.

Respecto a la cuantificación de los resultados, Fernández Génova continuó “seguimos, como en las campañas anteriores, con 200 plantas por persona. Esto nos da un total de más de 48.000 plantas a lo largo de las cuatro campañas ya realizadas. En esta última se replantaron 10.000 ejemplares”.

En referencia a los fondos para avanzar con el proyecto, la coordinadora explicó “en esta oportunidad la campaña fue financiada con los fondos de Desarrollo de Actividades Sustentables (DAS) que ya habían participado en la primer campaña y esta es la segunda oportunidad en que contamos con ese apoyo”.

Desde la organización manifiestan que continúan las tareas de vincular a la sociedad con el proyecto, que es trabajo que se realiza de manera constante fuera de las campañas, como es el caso de Newsan, donde recordó que “nosotros les llevamos la propuesta y pudimos generar un vínculo, estamos ahora definiendo detalles”.   
  
Finalizó comentando que “en la última salida, se sumó gente de Parques Nacionales y La Dirección de Bosques, para hacer un relevamiento de los avances para los dos financiamientos. Estamos también haciendo parcelas nuevas, experimentales, porque vamos avanzando en altura y el terreno se pone mucho más difícil y expuesto, por lo que la efectividad ahí es menor, por lo tanto estamos probando con plantas más grandes”.

Es importante recordar que la zona de trabajo se emplaza en un área que fuera afectada en 2012 por un gran incendio forestal que significó dificultosas tareas de voluntarios y gente especializada y que, además, marcó un precedente en lo que tiene que ver con lineamientos estratégicos para afrontar la problemática. En aquella oportunidad la superficie donde se desarrolló el incendio llegó a unas 1100 ha, y afectó las inmediaciones del paraje conocido como Bahía Torito. 

La totalidad del proyecto involucra 10 campañas distribuidas en las estaciones de otoño y primavera –época propicia para la máxima efectividad del método- con una extensión de 5 años.  

Destacan que el principal objetivo es “promover el interés por el medio ambiente, generando un sentido de pertenencia por el entorno natural mediante la acción participativa”. Además aseguraron que“busca coordinar y orientar el esfuerzo de quienes se sienten con la capacidad de aportar a la recuperación de los lugares dañados por el accionar del hombre”.

Por otra parte, como extensión de la iniciativa existen trabajos de difusión, especialmente fuera de las temporadas del repique, a través de distintos medios como fue la presencia de charlas y videos en el Festival Internacional Ushuaia Shhh, por redes sociales, y generación de espacios de charla y debate en instituciones educativas.

“El bosque vuelve a la ciudad”

Además de objetivo principal, que es el de la recuperación de la flora autóctona, esta iniciativa busca promover la valoración y sentido de pertenencia del bosque nativo, a través de tareas de difusión y de compromiso social. De esta manera, surge una extensión al proyecto que llaman “el bosque vuelve a la ciudad” que inició el pasado viernes 6 y culminará en la jornada del miércoles 11. Cuando la Ley de Bosques decide apoyar al proyecto “Soy Parte del Bosque Fueguino” quedó un pequeño remanente de dinero que “nos lo designaron para que continuemos con las tareas” expresó Fernández Génova. Explicó que “decidimos hacer un pequeño proyecto, a modo de extensión, que es llevar el bosque a la ciudad. Existen dos componentes para esta iniciativa que son, continuar con la divulgación del compromiso social, y por otro llevar el bosque en inmediaciones del Arroyo Buena Esperanza que es un lugar donde debería desarrollarse con normalidad. Además, la Secretaría de Turismo de la Municipalidad de Ushuaia nos dio su apoyo, también estamos trabajando con la Escuela Nº3, Monseñor Fagnano, y tenemos la estimación que participarán un total de 100 niños, con la idea de plantar más de 1200 árboles”.

Fuente: El Diario del Fin del Mundo

No hay comentarios:

Publicar un comentario