viernes, 17 de agosto de 2012

¡SALIMOS EN EL DIARIO!


Gratamente dimos con que el periodista Bernardo Veksler (El Diario del Fin del Mundo) nos citó en la sección “Esto pasó en nuestra región”. Se trata del trekking que realizamos al Espejo del Garibaldi en enero pasado.


EL 17 DE AGOSTO DE 1971
Finaliza en Tokio la fabricación del espejo del Garibaldi
           
                                              
Alrededor de esta fecha, la empresa Denki Kogyo Co. Ltd. finaliza la fabricación del espejo del paso Garibaldi, según consta en la placa instalada sobre el soporte de ese elemento.

Una crónica publicada por Roberto Toledo (http://www.momentostdf.com.ar) brindó una interesante información sobre sus características y su experiencia de llegar hasta la elevación donde se encuentra instalado.

Se trata de una “reflector pasivo” utilizado “para reemplazar repetidoras activas de señales de microondas”. El sistema de “radioenlace está constituido por equipos terminales y repetidores intermedios. La función de los repetidores es salvar la falta de visibilidad impuesta por la curvatura terrestre y conseguir así enlaces superiores al horizonte óptico”. También señala que “se limitan a cambiar la dirección del haz radioelectrónico.

Luego de divulgar estos aspectos técnicos, describió los detalles de su caminata, que inició “unos 200 metros al sur, cuando de la ruta 3 se desprende otra que sube a la derecha y se interna en el bosque (…) A poco de andar, decidí internarme en el espeso bosque, que en estas alturas se muestra achaparrado por la altitud y los fuertes vientos reinantes. No había sendero alguno. Opté por seguir el lecho seco de un arroyo de deshielo, que me facilitaba la tarea”.

“Cuando logré esquivar la línea de vegetación-continúa el relato-, la ladera del cerro se presentaba bastante complicada. (…) Continué caminando con mucha dificultad, ya que el profundo desnivel de la ladera complicaba mi andar. Aun así, aproveché y tomé varias fotos de la vegetación altoandina. El aroma a chocolate otra vez, como siempre a estas alturas, inundó la caminata”.

Luego de sortear varias dificultades, el caminante logró “alcanzar la cima. El espectáculo que pude apreciar era magnifico. La laguna Escondida, con la paz de sus aguas y el humo del secadero en la cabecera, en primer plano. Al fondo, majestuoso e imponente el Lago Fagnano, cruzando la bastedad del corazón de la isla”.

Alcanzar ese punto de observación impone un espacio para el disfrute. “Me senté un momento, tomé agua y comencé a disparar mi cámara. Hacía frío, algo de viento se sentía, pero el calor luego de la trepada, hacía que ese instante fuera reparador y único”.

Para leer la nota del diario: Esto pasó en nuestra región

Para conocer detalles del trekking: Al Espejo del Garibaldi

Humildemente, muchas gracias a Bernardo y los directivos de EDFM por "citar la fuente". ¡Gracias!

No hay comentarios:

Publicar un comentario