miércoles, 22 de agosto de 2012

LOS TESOROS DEL MAR Y DE LA TIERRA CUENTAN NUESTRO PASADO


En el mes de marzo se realizó una campaña arqueológica en la costa norte de Península Mitre, en el marco del Programa Arqueológico Costa Atlántica, uno de los programas que lleva adelante el Museo del Fin del Mundo. El texto, aparecido en la edición de agosto de la revista Colores Complementarios, y las fotos fueron provistas por la periodista Vanesa Lillo de Rouyet.



Comenzó en el año 2010, y ya son ocho campañas las que se realizaron recorriendo 170 km de costa, fueron registrados 258 sitios arqueológicos, relacionados con ocupaciones prehistóricas y más de una veintena de locaciones con restos de naufragios históricos.

El objetivo del Programa Arqueológico Costa Atlántica es obtener información de base sobre la distribución, variabilidad, estado de conservación y riesgos de alteración de los sitios arqueológicos histórico y prehistórico existente en el litoral atlántico fueguino, a fin de proveer una base sólida para el diseño de futuros planes de manejo, mitigar la pérdida y destrucción de los yacimientos y contribuir al desarrollo de futuras investigaciones.

De la última expedición participaron, el licenciado en arqueología Martín Vázquez, los investigadores del Programa de Arqueología Subacuática del Instituto Nacional de Antropología y Pensamiento Latinoamericano: Dolores Elkin, Chris Underwood, Cristian Murray y Mónica Grosso.

“Partimos desde el puesto del Río Bueno, relevamos tramos de costa hacia el oeste y el este, fue una campaña muy productiva a pesar de las inclemencias climáticas, se pudo trabajar todos los días, obteniendo resultados a diario”, dijo Dolores Elkin.

Respecto a las embarcaciones naufragadas en nuestras costas Dolores nos dijo: “La cantidad de restos de embarcaciones naufragadas es bastante importante, nuestro rol es tratar de saber, qué tipos de barcos son, a que periodo pertenecen y aportar desde nuestra formación algo más a la historia regional, y a la historia marítima de nuestro país”.


El arqueólogo Martín Vázquez explicó que “la Costa Atlántica de la Isla Grande de Tierra del Fuego es una zona de gran relevancia desde el punto de vista histórico-arqueológico, por su riqueza en yacimientos de cronologías prehistóricas y restos de antiguos naufragios, el objetivo principal del Programa Arqueológico Costa Atlántica, es efectuar un relevamiento de yacimientos arqueológicos y restos de naufragios a una escala regional amplia”.

Como todos, nosotros también queremos saber si encontraron tesoros en los barcos encontrados los especialistas nos dijeron: “Desde el punto de vista arqueológico el tesoro en monedas de oro y plata no es lo más importante, el cofre del tesoro para nosotros está en las cosas simples; por ejemplo trabajando en un barco naufragado en Santa Cruz, el mayor entusiasmo era cuando encontrábamos cosas; como un silbato de hueso; porque sabemos que detrás de eso hay una historia, alguien fabricó un silbato a bordo de ese barco”.

Por el contrario, las monedas de oro y plata eran elementos fabricados en serie, bien documentados, no son únicos como pueden ser elementos de la vida cotidiana que reflejan costumbres, hábitos, vivencias.

Como una manera de proteger nuestros tesoros en el mar, nuestra provincia es una de las primeras que en su legislación indica claramente que los restos arqueológicos protegidos, incluyen los restos de naufragios históricos, incluso a los que están bajo el agua.


Con respecto a este tema Vázquez comentó: “El patrimonio es de todos, no de quien lo encuentra y se lo lleva a su casa. En este sentido, no es correcto llevarse muestras de recuerdo; de restos de embarcaciones u otro tipo de sitios arqueológicos, de todas maneras, no queremos a hacer sentir a la gente que ha recolectado restos de embarcaciones, que ha cometido un delito grave, sino tratar de lograr un consenso respecto al mejor modo de proteger algo que nos pertenece a todos”, relató.



La galería de fotos fue provista por la periodista Vanesa Lillo de Rouyet. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada