martes, 8 de junio de 2010

Riograndenses movilizados por las aves


El sábado próximo pasado, el Club de Observadores de Aves de Río Grande participó de una actividad educativa junto a la Dirección de Áreas Protegidas y Biodiversidad, dependiente de la Secretaría de Desarrollo Sustentable y Ambiente de la Provincia, la que consistió en la presentación de la cartelería educativa instalada en la Reserva Costa Atlántica de Tierra del Fuego.


Consultado por Momentos en el Fin del Mundo, Luis Tabaré –integrante del COA riograndense- afirmó que “tenemos un estrecho contacto con la Dirección porque al tener un club de observadores en la ciudad lo primero que hacemos es ir a verlas a la costa” dijo en contacto telefónico este mediodía.


Manifestó que “algo que siempre está faltando es cartelería que hable sobre la Reserva, sobre todo carteles que ayuden al reconocimiento de las aves” además sostuvo que se trata de un proyecto de la Dirección de Áreas Protegidas “que venía trabajando hace rato en el cual dos miembros del COA hemos participado activamente” destacando la participación de Luis Benegas como integrante del Museo de la Ciudad, entidad que trabaja fuertemente en el tema conservacionista.

Destacó “la alegría de compartir con los amigos del COA este momento” al tiempo que se mostró satisfecho por la participación de los vecinos de la ciudad del norte de Tierra del Fuego. “Casi 30 personas, nos sumamos los que siempre hacemos las salidas habituales del COA, más gente de la Dirección, familias” dijo.


Sobre los carteles educativos, Tabaré afirmó que abarcan “desde la importancia del humedal, como fuente de biodiversidad, el reconocimiento de aves residentes de todo el año más las migratorias, mamíferos marinos porque acá se pueden ver –sobre todo en el verano- lobos marinos, delfines” relató y destacó la pasarela construida en el Barrio Profesionales que “está más dedicada a las aves migratorias y al fenómeno de la migración del Playero Rojizo” con la problemática de su conservación.



Conciencia conservacionista en Río Grande


MTDF quiso saber, también, si los riograndenses tenemos conciencia conservacionista. “Afortunadamente va creciendo, lo notamos porque hay gente que se interesa, que quiere participar de nuestras actividades” dijo, asimismo consideró que son conscientes sobre la problemática que afecta a la zona.



“La basura, el avance de las construcciones sobre la costa o sobre los espacios naturales, no tener en cuenta en la planificación el entorno natural pero vemos que la conciencia sobre la conservación está aumentando”

“El riograndense está empezando a salir más de su casa, sale más en bicicleta, a correr a caminar y esas son actividades que ayudan a tomar contacto y ver que hay problemas en los que nosotros podemos colaborar” dijo.


Como conclusión al respecto dijo que “vemos que falta mucho, obviamente, pero es algo que tiene que salir de nosotros. Quizás las autoridades, o no están muy atentas al tema o tienen otras prioridades. Cuando vean que para todos nosotros es una prioridad conservar el ambiente ellos también dirán ‘esto también tiene que estar en la agenda’” finalizó.


Reserva Costa Atlántica Tierra del Fuego


El primer sitio Ramsar más austral del mundo, el segundo pertenece al departamento de Ushuaia.

El sitio está compuesto por tierras bajas costeras, incluyendo áreas montañosas y acantilados.

El paisaje está caracterizado por praderas, primariamente pasturas y comunidades de plantas xerófilas, excepto por el borde sur (aproximadamente de 20 km. de largo), donde se encuentran parches de bosques de lengas casi hasta la base de los altos acantilados.


Mapa de ubicación


La Bahía de San Sebastián, un valle glacial del Pleistoceno ahora inundado, ancho, semicircular (40 km. de ancho por 50 km. de largo), es el área más importante de la reserva.

Tiene aguas poco profundas y una gran zona intermareal, con aproximadamente 16.000 ha de barro típicamente expuesto en la baja marea. También son importantes las áreas intermareales arenosas, mientras que las áreas que circundan la boca del Río Grande, Cabo Auricosta y la boca del Río Ewan tienen sustratos barroso-arenosos.

Una de las mayores concentraciones de aves del neotrópico pasa el invierno boreal en la región de Tierra del Fuego.

La bahía de San Sebastián y la costa Atlántica de Tierra del Fuego son una de las áreas más importantes para aves costeras en Argentina (43 % del total de la población de Sudamérica de Limosa haemastica, 13 % de la población total del continente de Calidris canutus y 32 % de la población de la costa Atlántica de Calidris fuscicollis).

El sitio es importante por su gran variedad de especies de aves, y fue identificado como un Área de Aves Endémicas por el ICBP (Birdlife International).

El sitio es una de las áreas más importantes de nidificación de la población sudamericana seriamente amenazada de Chloephaga rubidiceps. Por lo menos 21 especies de cetáceos usan las aguas de la Costa Atlántica de Tierra del Fuego, en algunos casos para reproducción o alimentación en áreas de marea. Ballenas y cachalotes atraviesan las aguas en primavera.


Conservación


La reserva se encuentra en general en un estado ecológico bueno. Sin embargo, en el área más importante, la Bahía de San Sebastián, la industria petrolera constituye un peligro potencial significativo.

Hay producción tanto on como off-shore.


Se ha iniciado la operación de un pozo en la zona intermareal en el sector norte de la bahía (donde están las mayores concentraciones de aves costeras).



Pérdidas pequeñas pero crónicas todavía existen en los oleoductos. El petróleo y el gas son almacenados dentro del límite sur de la reserva, y los petroleros son llenados dentro de las aguas de la reserva dos veces por mes, con la posibilidad de un derrame lo que constituye la mayor amenaza permanente para la conservación de la biodiversidad de la reserva.



La excavación, creación de sendas para vehículos, construcción de infraestructura, construcción del oleoducto y el cavado para piletas de almacenamiento, han provocado erosión por el viento y el agua en grandes áreas, y han causado alguna contaminación superficial por hidrocarburos.


En la costa alrededor de la ciudad de Río Grande las principales amenazas provienen de las actividades recreacionales (caminantes, colectores de mariscos, motocicletas y autos playeros) así como perros callejeros.

En los últimos años, se ha extraído arena y grava de la costa intermareal y de la costa por encima de la línea de alta marea.


La actividad de rancheo en el área costera norte de la provincia ha tenido un impacto negativo sobre las pasturas naturales, pero sin duda, el mayor impacto sobre el ambiente proviene de la explotación de petróleo.

La reserva es casi enteramente privada pero se ha hecho una solicitud para mantener su conservación en términos de un memorando de acuerdo entre los dueños y las autoridades provinciales.


Se está desarrollando el primer paso (inventario y monitoreo) de un plan de manejo de la reserva. Estudios preliminares de aves, mamíferos, pesca y turismo han sido desarrollados en el área.

Actualmente está faltando infraestructura en la reserva.

Con información de: http://www2.medioambiente.gov.ar



Texto: R. Andrés Toledo

Fotos: Lorena Uribe (www.periodismotdf.com.ar)

1 comentario:

  1. Con respecto al lugar que asignaron para los carteles cabe destacar que es una linda área para ver aves y mamíferos marinos.
    Recuerdo justo en esa zona una ves que fui haber visto toninas overas y no solo los turistas se pusieron re contentos sino que yo también por eso cada ves que voy vuelvo al mismo lugar.

    Me alegra mucho que hayan hechos esos carteles

    Saludos
    Marcelo

    ResponderEliminar