martes, 23 de marzo de 2010

Capitán del ARA Libertad: Sentimientos encontrados en Velas Sudamérica 2010

Durante el agasajo ofrecido por el gobierno fueguino a los Comandantes y Capitanes de las “Velas Sudamericanas 2010” tuve la oportunidad de entrevistar al Comandante del buque escuela A.R.A. Libertad, Capitán de navío Alfredo Blanco.

En los casi diez minutos de intercambio, dio un pantallazo detallado de su labor y expectativas sobre el evento que convoca a once naciones, recorriendo la América y visitando puertos.

Habla sobre la presencia argentina en Chile, el derrotero desde Brasil, su anhelo de llegar aa Cabo de Hornos y el fallido homenaje a Piedra Buena en Isla de los Estados. En audio, podremos escuchar la situación vivida por el buque Cuauhtemoc durante la noche del sábado en su arribo a Ushuaia.


Con 33 años de carrera militar, un cargo recién otorgado y la responsabilidad de comandar el buque escuela insignia de la República Argentina, Alfredo Blanco no dudo en reconocer sentimientos encontrados. Por abandonar aguas argentinas, por ayudar a los chilenos en la reparación después del terremoto y en las esperanzas de arribar a México logrando “estrechar más esos vínculos de amistad, de colaboración y armonía que este proyecto Velas Sudamericanas 2010 se propuso”


MTDF: ¿Cuál es su impresión de estar en Ushuaia?

Alfredo Blanco: Los sentimientos son múltiples, estamos felices de estar acá. Nos sentimos como en casa, demás está decir que estamos en nuestra Patria y con nuestra gente. Con algunos sentimientos encontrados, porque de pronto estamos muy contentos de estar acá pero se nos está acabando esta larga singladura desde Mar del Plata, Buenos Aires y ahora en el extremo Sur de nuestro país. Se nos está terminando el tiempo de este abrazo sudamericano pero en aguas argentinas. Nos estamos alejando de los puertos argentinos y de la etapa que nos tocó vivir en casa.


MTDF: Es el momento de representar a la Nación en el Extranjero.

AB: Si, por su puesto. No nos tenemos que olvidar que la fragata Libertad tiene el honor y tiene el placer de desarrollar en el presenta año, no solamente el viaje número 41 de instrucción, sino que tenemos el privilegio de gozar, de aprender y de enriquecernos todos juntos por los festejos del Bicentenario; hoy en Ushuaia con todos estos buques que será muy difícil volver a reunirlos. Será muy difícil volver a encontrar una fecha, un evento convocante para tantas naciones amigas.


MTDF: El próximo puerto que ustedes tocan, es Punta Arenas. Sin lugar a dudas este hermanamiento en el Bicentenario, al Libertad le toca acompañar a los hermanos de Esmeralda (Chile)

AB: Sin dudas. Así como estamos finalizando esta etapa en nuestro país, también tenemos una gran responsabilidad y un gran empeño en no desperdiciar una sola oportunidad, un solo momento para demostrar que este abrazo sudamericano, en conmemoración a los eventos libertarios tan importantes -hace 201 años en el caso de Ecuador- sirva ahora, en las aguas del Pacífico y en los puertos de nuestro país hermano, para trasladar, materializar el mensaje de nuestros padres fundadores, pero haciéndolo de una forma solidaria, demostrando con pequeños hechos, aunque mas no sean simbólicos.

Nuestros buques escuela no tienen la capacidad logística de llevar toneladas o miles de pertrechos necesarios para nuestros amigos, sino que con el simple hecho de poder bajar una banda de música a un puerto, celebrando o tocando los estribos de algún himno nacional, yendo a una escuela y levantando un par de escombros, pintando una pared o arreglando una tubería, con capacidades que si tenemos a bordo y podemos darlas, materializar un poco lo que venimos haciendo desde Brasil, Uruguay y ahora Argentina, de una manera un poco más anecdótica, transformarlo en ayuda un poco más consistente.


MTDF: No pudieron hacer la escala en Isla de los Estados, ¿cuáles son sus expectativas en cuánto al Cabo de Hornos?

AB: Lamentamos profundamente no haber podido arrimar todos juntos con una meteorología más aceptable a Isla de los Estados, siempre recordamos la figura de nuestro prócer, nuestro hombre de mar Don Luis Piedra Buena; hubiera sido una espectacular oportunidad para recordarlo, para poner una corona en un sitio tan representativo para nosotros.

Nos vamos ahora sí, para marcar otro hito náutico que es el Cabo de Hornos, esperemos que toque buena meteorología por lo menos en los vientos, que son los que condicionan poder o no poder. Son aguas muy abiertas. Entre el Cabo de Hornos y Antártida no hay nada, son más de 500 millas de nada y eso, con vientos fuertes, enarbola mar muy alto, olas de mucho porte. Así que esperemos disfrutar y concretar, todos juntos, un evento náutico por lo menos para los que estamos formando –los guardiamarina- todos añoran; anhelan poder hacerlo.


MTDF: ¿Hace cuántos años está a cargo del Libertad?

AB: Tuve la honra de ser designado Comandante en los primeros días de diciembre, fue una extraordinaria sorpresa, un honor muy grande pero tengo 33 años de Armada y he tripulado, desde los más bajos roles la Fragata Libertad, así que me toca hoy una culminación extraordinaria. Una de las mejores cosas que le puede pasar a un hombre de mar de estar a cargo de este gran equipo de trabajo.


MTDF: Lo noto emocionado Blanco, ¿qué expectativas tiene para el resto del encuentro que finaliza en México?

AB: Extraordinarias. Esto recién empieza y hablábamos de los sentimientos encontrados de decirle adiós a las aguas argentinas, pero la alegría de continuar con esto es menos de un 25% del viaje realizado, son casi 25 mil millas, son 14 puertos y experiencias como las que vivimos ayer (por el viernes 19) a la tarde, con una gran emoción pasando muy cerquita de (Punta) Escarpados, estoy totalmente seguro que las otras naciones amigas nos lo van a saber brindar, pudiendo disfrutar de estrechar más esos vínculos de amistad, de colaboración y armonía que este proyecto “Velas Sudamericanas 2010” se propuso.


Fotos slide: EGM y RAT

Fotos articulo: Eduardo García Montenegro

No hay comentarios:

Publicar un comentario