viernes, 8 de mayo de 2009

Algo relajante... revelador. La fotografía.


Simplemente y luego del trabajo, retomé el relajante hábito de fotografiar 'algo placentero'.

Sigo en Ushuaia. Así que, hay que amoldarse a la realidad y buscarle la mejor cara. De todas, la fotografía, es la que puede sacarme -un poco- de las circunstancias de por qué aún sigo acá.


Como sea, la bahía mostraba esta tarde una de las facetas más reveladoras que he visto. En otoño/invierno cuesta salir a tomar fotografías, pero el cielo, la luna y las aguas del Beagle –hoy- fueron más seductores.



A modo de ‘fotografía de color’ en la plazoleta de la Doble Maipú y pasarela Luis P. Fique, un grupo de cauquenes come todos los días a pesar de que la Municipalidad de la ciudad solicita –mediante un cartel- no pisar el césped.


Cauquén colorado


Los cauquenes (Chloephaga spp.) pertenecen a un grupo de aves sudamericanas de la familia de los patos que están ligadas al medio acuático. El género Chloephaga reune animales con unas características intermedias entre la de los gansos y los patos. Tienen patas palmeadas y plumaje impermeable. Son aves sociales que se reunen en bandadas para migrar y pasar la temporada invernal.

En nuestro país existen cinco especies de cauquén, de las cuales tres llegan al sur de la provincia de Buenos Aires.

El cauquén colorado o de cabeza colorada es la especie más observada porque, su población se encuentra en una situación vulnerable. Esta ave, llega a la provincia de Tierra del Fuego en septiembre, ocupando las vegas y praderas de la estepa y parte del "ecotono" hasta el sur sobre la costa oriental, donde prácticamente han desaparecido.

A los cauquénes o "Kaikenes" (en idioma -aborigen- yagán), se los conoce como ‘‘avutardas’’, sin embargo ese nombre le corresponde a un ave europea que ‘‘no’’ está relacionada con el cauquén, aunque sean parecidos, son diferentes.

El cauquén colorado o de cabeza colorada, en la Tierra del Fuego no ha recibido, ni recibe ningún tipo de protección o control por parte de los estamentos oficiales.

En el país, grupos de conservacionistas y proteccionistas, conjuntamente con entidades ornitológicas, han iniciado en los últimos años un programa de protección y llamado de atención sobre este anátido. Hoy por hoy, esta especie se encuentra protegida por la ley, al no encontrarse en el listado de animales perjudiciales o dañinos (Ley Nacional Nº 22.421) y es una de las especies incluidas en el Apéndice I de la Convención de Bonn ‘‘Protección de Especies Migratorias’’.


Fuente: http://www.ambiente-ecologico.com/revist27/cauque27.htm

1 comentario:

  1. Los Cauquenes de la plazoleta fueron desplazados de la costa cuando construyeron parte de la baranda de la costanera. Antes de que un habilidoso albañil comenzara su trabajo los cauquenes se encontraban siempre en la costa y una maquina modifico toda la curva rellenando con tierra y realizaron la ultima parte de la vereda de la costanera...pero pusieron tres canteros con flores!

    ResponderEliminar