sábado, 18 de abril de 2009

Gunther Plüschow renace en Süd Pol

Federico Gargioulo es guía de turismo en Tierra del Fuego, autor del libro “Huellas de Fuego” –va por su segunda edición y corrige para una tercera - en el que relata los hechos que vivió junto a Juan Manuel Ronco y Leonardo Fernández en el marco de la expedición “Nómades por Mitre” y ahora se suma una nueva actividad. Editor. Acaba de montar su propia casa editorial llamada Süd Pol.

Polo Sur -en alemán Süd Pol- es la empresa donde este joven autor, planea reeditar obras referidas a la Tierra del Fuego y Patagonia, un proyecto ambicioso que ya ha dado su primer fruto. “Sobre la Tierra del Fuego” del alemán Gunther Plüschow (8 de febrero de 1886, Múnich, Alemania - murió en un accidente de su hidroavión el 28 de enero de 1931, en Lago Rico, a 70 km de Calafate, Provincia de Santa Cruz)

No es casual que la primera obra editada sea de este germano; Federico habla ese idioma y sostiene que son muy pocas las obras sobre esta región del mundo escritas en otras lenguas.

La editorial surge a raíz –de la publicación- de mi libro, y de la idea de hacer más cosas sobre Tierra del Fuego y Patagonia” dijo el autor en dialogo con Momentos. “Y sobre todo hacer cosas en idiomas, o sea, yo siento que hay cosas de Patagonia y Tierra del Fuego, pero hay pocas en otros idiomas. Te diría que en inglés hay, pero en francés y alemán es prácticamente nulo” agregó.


Federico autografiando la edición de Huellas de Fuego a Momentos en el Fin del Mundo (foto archivo, gentileza de www.Infoaustral.com.ar)

En su trabajo como guía, toma contacto a diario con turistas extranjeros que buscan obras que hablen sobre la historia y geografía fueguinas y la falta de títulos impulsó a Gargioulo a crear Sud Pol.

En alemán me atrevo a decir que es el único libro –por Huellas- que hay, existe otro libro que es como un diario sobre Antártida y otro de Tierra del Fuego, pero son como diarios de viaje. Libros de texto no hay, y eso es lo que me motivó

Sobre la edición de Huellas de Fuego, su obra debut, dijo: “en español me ha ido super bien, justamente ahora me quedé sin un sólo ejemplar en mi casa. Sólo tengo uno para corregir, para actualizar, mejorar algunos detalles para la tercera edición

Respecto de esta nueva incursión literaria, Gargioulo se ha decidido por el alemán que “en 1925 comprendió que su destino estaba en Tierra del Fuego y en la Patagonia” tal cual refiere el libro en cuestión.

Gunther Plüschow dice: “En este libro, concebido por el cerebro de un artista y trazado por la pluma de un amante de la belleza, sólo figuran las descripciones, en forma amena, de las maravillas de nuestra Madre Naturaleza


Durante una entrevista mantenida con www.infoaustral.com.ar en el año 2008, a propósito de la edición de "Huellas de Fuego"

Y vaya qué invitación a sumergirse entre las paginas de “Sobre la Tierra del Fuego” que esta frase del autor: “Las penas y fatigas que durante cerca de dos años he sufrido en mi expedición se han visto a menudo compensadas con el goce de incomparables panoramas de salvaje belleza

Para finalizar dice: “Si mis lectores obtienen la misma satisfacción en sus deseos de saborear estas maravillas vírgenes descritas en mi libro, me consideraré completamente feliz y generosamente pagado de mis esfuerzos

Dedicado “a mis valientes compañeros de viaje y colaboradores y a mis numerosos amigos de la hermosa y hospitalaria América del Sur” Gunther Plüschow es prologado por Armand Guerra –español, escritor, periodista, crítico y director de cine- dice sobre el pedido hecho por el germano sobre la traducción de la obra al castellano: “deseo una adaptación literaria, una versión libre, aunque exacta, de mi texto alemán, una pintura fiel de todo cuanto he visto yen mis viajes y una expresión exacta de todo cuanto ha sentido mi alma

Con todo lo dicho con anterioridad, sin dudas, “Sobre la Tierra del Fuego” se impone como una lectura descriptiva, íntima y muy personal de un amante de estas apartadas regiones del mundo.

Una apuesta de Süd Pol que supone –amen de lo joven de la casa- una línea editorial selecta y de claros objetivos. Como los que su creador definió al principio de la charla con Momentos en el Fin del Mundo.

Tamaño texto, invita ser recorrido, a leerlo.


Federico es guía de turismo y ahora, se encuentra de gira por Argentina distribuyendo la primera edición de Süd Pol.


Plüschow, viajó y expedicionó el Cono Sur americano con las naves “Feuerland” y el “Cóndor de Plata”.

En un puñado de páginas, voy a tratar de difundir por el mundo el gran recuerdo de esta expedición inolvidable” dice el autor en su prólogo. “Describiendo las grandiosas bellezas que nos fue dado contemplar” aunque aclara que no lo hace en “forma de diario” ni como un relato de características científicas sino más bien “tal cual este gran acontecimiento fue vivido por mí

Presentado en 19 capítulos, el libro de cerca de 300 páginas, contiene en sus últimas páginas, fotografías de su derrotero desde Brasil hasta el Cabo de Hornos en Chile.

A su vez, Süd Pol, asegura que “Sobre la Tierra del Fuego” es “una historia de un viaje que tardó más de treinta años en llevarse a cabo” y destaca que “con una pequeña goleta de dieciséis metros de eslora, inició el intrépido Plüschow el largo cruce del Océano Atlántico, con destino a su añorada Tierra del Fuego

Ésta es la crónica de ese viaje, de su asombro ante la inmensidad y los peligros de Brasil, de su fugaz visita a Buenos Aires –que no dudó en comparar con Nueva York- pero, sobre todo, es el relato de sus exploraciones y vuelos en la Patagonia, de la difícil experiencia de surcar los gélidos cielos de un territorio en donde reina un clima hostil e impredecible, que lo hizo, una y otra vez, enfrentarse con la muerte

Finaliza diciendo “es un vivo testimonio de la fascinación y la pasión que la Tierra del Fuego ejerce, desde tiempo pretéritos, en viajeros de todo el planeta

Campaña de marketing referida a "Sobre la Tierra del Fuego" de Gunther Plüschow.

Gunther Plüschow

Nació el 8 de febrero de 1886, Múnich, Alemania - murió en un accidente de su hidroavión el 28 de enero de 1931, en Lago Rico, a 70 km de Calafate, Provincia de Santa Cruz, Argentina.

A aproximadamente 10 km del lugar del accidente, hay un Monolito en la entrada del Parque Nacional Los Glaciares recuerda las razones del cariño y respeto con que se menciona su nombre en la Patagonia: fue un pionero de la aviación alemana y de la Patagonia, navegante, héroe de la Primera Guerra Mundial, escritor, fotógrafo, periodista y cineasta. No por azar se le conoce como uno de los pioneros de la aviación magallánica, pues no solo fue el primero que sobrevoló Tierra del Fuego y el archipiélago de cabo de Hornos, sino que en Punta Arenas y Puerto Natales fijó su residencia durante los años que sobrevoló la región con su hidroavión. Sobre todo en estas dos ciudades Plüschow se granjeó la amistad de un buen puñado de chilenos y alemanes o descendientes de ellos que residían en esa región.

Comenzaremos esta reseña biográfica con uno de los últimos párrafos del libro de bitácora, fue hallado junto a su cuerpo a escasas horas del accidente que le costó la vida, se lee:

Hace pocas horas una furiosa corriente de aire nos ha obligado a descender en un lago de 300 m de ancho y paredes de piedra de 800 m de altura, debemos salir de este encierro!

Después de leer estas pocas líneas de manos del aviador ¿cómo no imaginar esas dos enormes moles de piedras encajonando a una avioneta, casi de juguete, cual si fuera un soberbio gato divirtiéndose con un ratón? Pero, ¿qué hacía este personaje en el sur argentino y en semejante situación?

Trataremos de descifrar el enigma de la expedición a la Patagonia que Gunther Plüschow realizó entre 1928 y 1931. Esas palabras fueron escritas exactamente el 27 de enero de 1931 y son el angustioso testimonio de las últimas horas de esa exploración y del mismo Plüschow.

Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Gunther_Pl%C3%BCschow

No hay comentarios:

Publicar un comentario