martes, 24 de febrero de 2009

El frigorífico…




Los hierros, los maderos y los bulones del muelle, dentro de poco menos de 10 años llegarán a la centuria, ahí, contemplando cómo crece aquel pueblo al norte de Punta Triviño




"Frigorifico de la Corporacion Argnetina de Productores de Carnes en Río Grande. Vista general de las instalaciones, muelle y viviendas. Fue construidos por la sociedad anónima "Frigorifico de Río Grande", formada por los ganaderos a iniciativas de Alejandro Menéndez Behety. La CAP lo modernizará, luego de cincuenta años de funcionamiento" (Juan Hilarión Lenzi de 1967, Tierra del Fuego Antártida e Islas del Atlántico Sur (Ed. Progreso – Buenos Aires) Pag. 296)


Durante las vacaciones de enero pasado, tuve la oportunidad de visitar en varias ocasiones el barrio ex Frigorífico CAP, en Río Grande.
Un lugar centenario y con infinidad de historias, sobre la génesis de la ciudad al norte del río. Entre las ruinas de aquel polo económico sin precedentes en este lado del mundo, el frigorífico significó en sus primeros años de vida, un centro mercantil y ganadero de importancias cruciales para la Colonia Agrícola de Río Grande, la que se fundaría años más tarde.

Algo de historia


Los rastros del antiguo ferrocarril del frigorífico


En la obra de Juan Hilarión Lenzi de 1967, Tierra del Fuego Antártida e Islas del Atlántico Sur (Ed. Progreso – Buenos Aires), dedicó varias páginas al auge ganadero en el norte fueguino y en un apartado, destacó la labor del frigorífico.
“El 30 de septiembre de 1916 fue sancionada por el Congreso Nacional la ley 10.171 que autorizó la instalación, en la margen sur del río Grande, de "un frigorífico y fábrica de carnes con capacidad de un faeneo diario de 2.000 animales lanares y hasta 200 cerdos". La autorización fue otorgada a Alejandro Menéndez Behety, quien quedaba facultado a construir un puente metálico sobre el mencionado río, el cual después de 15 años quedaría como propiedad del Estado. La introducción de todos los materiales quedaba libre del pago de derechos aduaneros, hasta la suma de 150.000 pesos.
Las construcciones debían comenzar antes de cumplirse quince meses de promulgada la ley y terminadas dentro de los dos años inmediatos. Menéndez Behety podía constituir una sociedad anónima, después del plazo de los 15 meses, y el Poder Ejecutivo podía arrendarle 20.000 hectáreas de terreno rural por el término de diez años, renovables, a razón de $ 400 anuales la legua, sin opción a compra ni preferencia. Esta concesión no daba derecho a la explotación de los bosques comprendidos en la superficie concedida.


Las viviendas, descoloridas por el paso del tiempo, siguen ahí; mudas testigos del paso del tiempo.


Las obras e instalaciones se efectuaron con rapidez. Se formó la Compañía Frigorífica Argentina de Tierra del Fuego, como sociedad anónima, con un capital de 2.400.000 pesos. Ocupando una superficie de 16100 metros cuadrados, se construyeron 12 cámaras y depósitos frigoríficos, con 20.000 metros cúbicos de capacidad.


El muelle, construído hacia 1916/17


La capacidad de los compresores en frigorías-horas fue de 666.000. En 1920 fueron faenados 108.947 corderos y borregos, 70.796 carneros y capones y 53.829 ovejas, o sean 233.572 cabezas en total. La exportación fue en ese año de 6.414 toneladas de productos ganaderos, destacándose 3.387 toneladas de reses congeladas, 79 de menudencias, 26 de tripas secas y saladas, 21.147 de lana sucia, 164 de cueros lanares sucios, 237 de cueros lanares pelados y 368 de grasa y sebo derretido; además, 2.147 toneladas de lana sucia.
En el decenio 1921-1930 el faenamiento alcanzó a 2.340.200 lanares, con una alta proporción de corderos y borregos. En 1932, las reses sacrificadas fueron 302.311; la distribución fue; corderos y borregos, 271.458; capones y carneros, 27.881; ovejas, 2.972. En 1934 se llegó a sólo a 231.400 animales.
En el decenio 1935-44 la matanza totalizó 2.754.400 ovinos”



El puente General Mosconi, moderno y soberbio, desde el muelle del CAP


La venta a CAP

El 30 de junio de 1941 la Corporación Argentina de Productores de Carnes adquirió a la Compañía Frigorífica Argentina de Tierra del Fuego el establecimiento de Río Grande y todas sus pertenencias. La medida, aconsejada por la Federación de Sociedades Rurales de la Patagonia, fue autorizada por la asamblea general de accionistas del 22 de octubre de 1940”

Una calle lateral del barrio y en el medio, los colores tradicionales de las antiguas casas.


A hacha, cuña y golpe



Las anécdotas más vívidas que he leído sobre el frigorífic, se encuentran en el libro “A hacha, cuña y golpe” de María Luis Bou y Elida Repetto (1995), donde se cuentan varias historias referidas a esta parte de Río Grande.

¿Qué dirá el nuevo cartel sobre la inscripción CAP?


En la margen sur: el frigorífico

En la historia de los Bridges, como en todas las otras historias, los caminos lle­van de una u otra manera hacia el frigorífico.
Dice don Mirko Milosevic: "( ... ) En 1925 o 1928 cuando yo empecé... en ese tiempo el frigorífico era el que mejor pagaba, yo ganaba $95 y en las estancias estaban pagando $20 o $30 mensuales. ( ... )¡Antiguamente en la fábrica se faenaba 300.000 animales de las estancias José Menéndez, Ma­ría Behety, La Ruby, Cullen, Viamonte. Con esas estancias ya casi cubría la hacienda que necesitaba para exportar a Inglaterra.
En la época de la zafra se traía mucho personal del norte, de Buenos Aires, de Punta Arenas... ¡ (…)como setecientas personas ( ... ) Comenzaba el 10 de febrero por ejemplo y terminaba en abril y se continuaba terminando los traba­jos a los cueros y los embarques de carne para Inglaterra y una vez que terminaba (…) se despedía (…) Nunca se hacía antes porque en la época de parición venía más carne. (…) Los animales chicos (...) iban a digesto­res o a consumo. ( ... ) Poco a poco se fue haciendo eso para la venta local o para afuera. (...) Aquí venían de Buenos Aires con ingleses (…) inspectores de frigoríficos para ver si reunían las condiciones. El mercado en Europa tenía sus ciertos límites para mandar los productos. ( ... ) ¡Se llevaban to­do congelado! (…) ¡Si no venían con los grados necesarios se devolvía completamente el embarque!
(Pag. 25)

Buscando al forma

Ventanales muy señoriales, vistos desde el alambrado


En una de las visitas al perímetro cercado del ex frigorífico, tuve la oportunidad de dialogar con el sereno del lugar. Justo frente al antiguo muelle.
Lo saludé y de inmediato lo consulté por la posibilidad de visitar el interior de la enorme mole de concreto. Sin embargo, muy esquivo el hombre de más de 50 años, me informó que no podía acceder al lugar ya que es de carácter privado y el dueño “vive en Río Grande, aunque sé que está muy enfermo” me dijo.
Desilusión. Me conformé viendo el atardecer en las despintadas paredes y en el opaco resplandor que el sol brindaba en la característica cisterna de agua con la inscripción “CAP”
Decidí caminar por los tablones del viejo muelle y luego, me retiré.

Comisión Nacional de Museos y de Monumentos y Lugares Históricos

En una posterior visita que realicé al Museo del Fin del Mundo, en su anexo de la Antigua Casa de Gobierno en Ushuaia, observé una infografía donde se destacan los sitios históricos de nuestra provincia. Allí, el ex Frigorífico CAP está señalado como uno.
De inmediato me puse en contacto con la Arq. Elvira Buxadera del área técnica de CNMMyLH y le expliqué cuales eran mis intenciones. Conocer por dentro el ex Frigorífico, tomar fotografías y escribir un informe bien preciso sobre el lugar. Esto sucedió el 13 de febrero pasado.
Buxadera me aclaró que el bien protegido, puede ser de orbita privada, y aun así ser monumento pero que la Comisión no determina las actuaciones dentro del mismo. Para ello, me contactó con el asesor en Tierra del Fuego de esa entidad nacional, quién podría gestionar un encuentro con el actual dueño del predio.
De buenas a primeras, este buen hombre –el asesor- se desentendió de la gestión aduciendo que su función es sólo consular.
En fin. Hasta acá llega la gestión y todo queda en manos de este empresario que vive en la ciudad de Río Grande.
Poder acceder al lugar sería, sin dudas, todo un logro. Pero de momento… es sólo un proyecto sin concreción.

MONUMENTO HISTORICO NACIONAL
(DISPOSICION INTERNA 5/91)


Es un inmueble de existencia material, construido o edificado, donde tuvieron origen o transcurrieron hechos de carácter histórico, institucional o ético espiritual, que por sus consecuencias trascendentes resultan valiosos para la identidad cultural de la Nación , o bien sus características arquitectónicas singulares o de conjunto, lo constituyen en un referente válido para la historia del arte o de la arquitectura en la Argentina. Su preservación y presencia física -comprendido su entorno- tiene por finalidad transmitir y afirmar los valores históricos o estéticos que en ese bien se concretan.

CATALOGO DE MONUMENTOS

Detalles del registro
Región V - Patagonia
Provincia Tierra del Fuego
Localidad Río Grando
Bien protegido Ex Frigorífico CAP
Dirección A 3 kms. de la ciudad de Río Grande, desde el centro, cruzando el puente sobre el Río Grande.
Construcción 1917
Modificaciones
Declaratoria Monumento Histórico
Fecha 1999 - Enero 29
Año 1999
Ley/Decreto Decreto 64

Descripción: Fue la instalación industrial más importante construida en la isla. La planta -ubicada sobre la margen del río Grande, en la ciudad del mismo nombre- fue inaugurada en 1917 por la Compañía Frigorífica Argentina, creada por los estancieros de la región. El establecimiento contribuyó fuertemente al desarrollo ganadero de la zona y se convirtió en el eje de la vida económica y social de Río Grande.
El conjunto está compuesto por las naves principales, de arquitectura industrial funcionalista, alrededor de las que se aglutinan una serie de edificios complementarios, tales como las habitaciones colectivas del personal, la cocina, el dispensario, la estafeta postal, la central telefónica, las viviendas familiares y la vivienda del administrador.
Todos los edificios, de volúmenes simples con cubiertas de gran pendiente y amplios ventanales, están construidos con madera de lenga de la región y chapa de cinc ondulada o lisa revistiendo los paramentos exteriores.
Otras obras ingeniería, como el muelle de embarque o la línea ferroviaria de trocha angosta para el traslado de la producción, completan el conjunto de lo que fuera un importante ejemplo de la política ganadera exportadora de esa época.

El articulado:

Artículo 4°.- Declárase monumento histórico nacional a las instalaciones del ex Frigorífico CAP, ubicadas en la Ciudad de RÍO GRANDE, Provincia de TIERRA DEL FUEGO, ANTÁRTIDA E ISLAS DEL ATLÁNTICO SUR (Datos catastrales: Sección K, Macizo 58, Parcela 1; Macizo 59, Parcelas 1/5/7/10/14/17/18/21/22/23; Macizo 60, Parcelas 1/2/3; Macizo 62, Parcelas 2/3; Macizo 144, Parcela 1).

Más información:

Comisión Nacional de Museos y de Monumentos y Lugares Históricos
Juan Hilarión Lenzi (Biografía)
Monumental abandono (Fotos de TDF)
Declaratoria de Monumento Nacional (Doc PDF)

3 comentarios:

  1. Se me puso la piel de gallina y se me hizo un nudo en la garganta... mi casa! mi hogar! mi infancia!
    Gracias!!!!!!!
    Besos
    Fer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

      Eliminar
  2. excelente....!!!!!! No abandonemos nuestra Historia....!!!!!

    ResponderEliminar