jueves, 31 de julio de 2008

Inmaculada blancura en Ushuaia

Piedra Buena y Magallanes... Postal de invierno no tradicional.

Una retama vestida de invierno

Ushuaia era amenazada hace días por una nevada… Sin embargo se hacía esperar.
Ushuaia amanece, son las 9
Apenas unos pocos centímetros de blancura, ilusionaron a los pocos turistas que deambulan por la ciudad más austral del Mundo y asustan a los desprevenidos automovilistas. Típica construcción fueguina, más de 70 años de vida.
Hasta en las rejas de la casa, el invierno fueguino se hace presente.
Piedra Buena y Deloqui, un jardín teñido de blanco

Durante la mañana de ayer y parte de la tarde las cumbres de los montes Martial, custodios de Ushuaia, estaban cubiertos de amenazadoras nubes y las precipitaciones –aunque escasas- hacían vislumbrar el futuro de las siguientes horas.
Me da la sensación que son los árboles los que mejor traducen esta mañana

Piedra Buena y San Martín... a limpiar las veredas...

Anoche, mientras gran parte de la ciudad dormía, el manto blanco descendió de las alturas y tiñó de inmaculada blancura la centenaria ciudad y sus alrededores… 15 centímetros, no es broma... ¡vea!
A limpiar el 'tutú'

Los árboles, las casas más típicas de la arquitectura fueguina, las calles y los ushuaienses viven por estas horas un ‘invierno como los de antes’ y nadie se asusta al esperar y desear ‘una nevada como la del 95’

Plazoleta Perito Moreno, hacia la derecha la bandera fueguina reposa.

Edificio de la ANP, del techo la nieve quiere caer.
Al fondo barrio La Mision, Pasarela Luis p. Fique y la bahía Encerrada. Calles Patagonia y San Martín.


Es invierno en el Fin del Mundo, Ushuaia se viste de blanco.