jueves, 6 de marzo de 2008

¡5000 vistas!

Leyendo las estadísticas de Momentos en el Fin del Mundo puedo notar que en un 80% las visitas que recibe el blog, son procedentes de Tierra del Fuego. Río Grande, Tolhuin y Ushuaia acceden a la página semanalmente para leer las historias que comparto con Uds.
El resto, son de la Argentina y varios puntos más del planeta. ¡Hasta de Malasya! Algo que me sorprende mucho.

Aprovecho estas 5000 visitas para contarle que cada artículo que escribo, sea con referencias geográficas e históricas, está basada en publicaciones sobre flora, fauna, puntos geográficos e históricos, siendo las únicas referencias propias las que están referidas a mis vivencias en cada uno de los lugares que visito.

Trato en cada referencia, citar al autor o al menos la publicación, para que alguien más atraído por lo que lee en Momentos, también pueda recurrir a esas fuentes de información.

Mayormente los libros en los que me documento se encuentran en las bibliotecas de Tierra del Fuego, yo utilizo material de la Biblioteca Sarmiento de Ushuaia, y también en la Boutique del Libro (no hay chivo) donde abunda el material sobre Tierra del Fuego.

Nada más decirles que agradezco profundamente los comentarios y mails que recibo habitualmente y reiterar que mi objetivo no es ser ni historiador, escritor ni mucho menos fotógrafo profesional. Solo busco compartir lo que veo, admiro y respeto profundamente.

El lugar donde nací.

Gracias.

3 comentarios:

  1. Hola!, he visitado tu blog otras veces para apreciar las fotografías pero nunca me detuve a leerte. Es interesante que alguien manifieste su amor a esta isla. Yo tambien nací aquí, también mi madre y mi abuela y aquí llegaron mis abuelos inmigrantes buscando mejor futuro. He reelegido esta tierra para vivir porque tuve en alguna oportunidad y la sigo teniendo de residir en mi segunda patria, sin embargo creo que más que amor además siento pasión por esta Tierra de los Fuegos que parece atraparme, y me alegra saber que hay otros con quienes comparto esos sentimientos. Respecto a todos los que nombrás que han dejado sus huellas en este lugar y un importante legado, deberías nombrar también a Martín Gusinde, un etnógrafo de calibre que tuvo la fortuna de convivir con nuestros paisanos los dueños originales de estios lares.
    Un saludo fraternal. Te tengo como vínculo fijo en mi blog.
    www.Lady-Pepa.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. Desde la lejania de la Capital del pais, siento el orgullo de quien tanto ama y respeta esta provincia que extraño con locula. Una mezcla exacta de montañas, aguas y bosques, en conjuncion perfecta con las viejas historias que enrriquecen la cultura de nuestro pais. Te agrecezco que me brindes la posibilidad de darle un vistazo, cada vez que lo necesito, de esa incomparable naturaleza, desde la compu de mi casa.
    Y personalmente me alegra que estes haciendo lo que tanto te gusta, y lo compartas con el resto del mundo en la web.
    Trebor hermano, te envio un fuerte abrazo, Billy.

    ResponderEliminar
  3. Estaba curioseando sobre el destino final del barco Cleopatra. En mi primera juventud, trabajé embarcado, haciendo la linea Brasil/Argentina. El Desdémona, gemelo del Cleopatra, lo encuentro en la foto y me da mucha emoción verlo, que no haya sido desguazado ni hundido. Sé que ese barquito tenía problemas de hacer agua. (Se agujereaba el casco con frecuencia). Gracias por postear esas fotos, quien sabe algún día pueda pasar a verlo y disfrutar del entorno.

    ResponderEliminar