viernes, 29 de febrero de 2008

Misión Salesiana: Una alternativa cultural cerca de la ciudad


Un domingo puede ser, para muchos, uno más o para otros, distinto. Elegimos la última alternativa y recorremos las instalaciones del Museo de la Misión Salesiana de Río Grande, “Monseñor José Fagnano” que es dirigido por el padre Ticó. En este pequeño recorrido fotográfico, los alentamos a que lo conozcan y hurguen la historia reciente de los fueguinos, contada con las palabras de los salesianos.
El padre Ticó es un verdadero luchador por preservar los vestigios que el tiempo va dejando a su paso, en las ciudades más australes de Argentina. Así, en la muestra permanente se encuentran fósiles y restos arqueológicos de la Patagonia sur y también del trabajo realizado, a finales del siglo 19, por los salesianos que vinieron a evangelizar y proteger a la etnia selknam.
De allí se rescatan los atuendos y utensilios utilizados por Fagnano, las cámaras que usó el padre Alberto M. De Agostini, las telas tejidas por las aborígenes y los cuadernos escolares utilizados por los pequeños onas.


En el piso superior, se puede disfrutar de un recorrido por la avifauna fueguina, en excelentes ejemplares embalsamados y conservados con notable cuidado. Esta muestra se divide en cuatro zonas bien diferenciadas por su geografía, destacándose la estepa y la alta montaña.

En una breve e informal charla, el padre Ticó resaltó los esfuerzos que hacen desde ese museo para seguir sumando elementos y lograr que la comunidad colabore con las visitas y el aporte de la entrada –por cierto muy económica- para difundir la tarea que intentan mostrar a los fueguinos y quienes visiten el monumento nacional.
Al otro día de nuestra visita, tuvimos oportunidad de presenciar la proyección de una filmación realizada por el padre Alberto M. de Agostini junto a los selknams y yaganes de Tierra del Fuego y después, siempre en el microcine del museo, participar de un debate junto a la museóloga Patricia y los turistas que visitaban el lugar.
En el exterior del museo, y dentro del monumento nacional, las distintas dependencias de la Misión Salesiana aun están en pie. La capilla original y la casa de la Misión que datan de finales de los 1800. En el jardín, elementos y maquinarias de labranza. En lo alto de la barranca, la cruz mayor donde descansan varios religiosos… Más allá, el cementerio de la Misión.

La Misión Salesiana
“Esta escuela Agrotecnica Salesiana comenzó como la Mision Salesiana de la Candelaria, fundada en 1893 por monseñor Fagnano para los indios onas, cerca del actual cementerio de Río Grande. En 1897 fue trasladada a su presente sitio. Con la extinción de los indios se convirtió en 1942 en escuela primaria” dice Rae Natalie Prosser Goodall en “Tierra del Fuego” (212)

En tanto la Secretaría de Cultura de la Nación dice: "La Misión puesta bajo la advocación de Nuestra Señora de la Candelaria, fue instalada entre los indios onas a fines del siglo XIX por iniciativa de Monseñor Fagnano, entonces Prefecto Apostólico de los Salesianos. Constituyó el primer asentamiento de la Iglesia Católica en la Isla Grande de Tierra del Fuego. El padre Juan Bernabé S.D.B. (1860-1932) fue el autor del proyecto y dirigió la construcción de los edificios. A la derecha de la capilla se ubicaba el edificio de las religiosas y, separado, el de los indios. La primera Misa se ofició el 25 de noviembre de 1898. Para esa época, la Misión albergaba a unos 1500 aborígenes. Diez años más tarde, las enfermedades habían reducido esa población a 800 personas. Hacia 1934, vivían solamente 30 onas. La capilla que está en pie corresponde a la tercer instalación de la Misión Salesiana en Río Grande y fue erigida, con estructura y tabiquería de madera, entre julio y noviembre de 1898, a unos 10 km. al norte de Río Grande - que entonces era una población incipiente. De planta en cruz latina, la nave principal, con cubierta de chapa a dos aguas, remata en un ábside octogonal. El crucero está enfatizado exteriormente por su cubierta a cuatro aguas, de mayor altura que las que corresponden a la nave. La sacristía y demás locales secundarios se apoyan en la construcción principal, con cubiertas de una sola agua a distintas alturas, determinando un juego de volúmenes muy interesante. Los cielorrasos son de tablas de madera, y la mayor parte de los muros exteriores se hallan en la actualidad recubiertos por chapas onduladas, dispuestas horizontalmente. La cubierta de la nave principal remata sobre el acceso en un frontis moldurado, que apoya en pilastras de madera de orden toscano. Dichas pilastras recuadran la puerta principal de dos hojas, que culmina en un arco de medio punto. Sobre el eje de la composición se levanta el campanario, construido a posteriori, probablemente en 1909, y que presenta cuatro faldones de fuerte pendiente.Actualmente es sede de una Escuela Agrotécnica."

El cementerio

Forma parte del monumento nacional y se encuentra sobre la margen derecha de la ruta Nº 3 a 12 km de Río Grande y está separado del conjunto de La Misión.
Dicen Borla/Vereda (427) “Se encuentran enterrados los restos de 150 aborígenes (en su mayoría de corta edad), además de las tumbas de cuatro salesianos y tres hermanas de María Auxiliadora, personal de estancias, como así también los restos del padre del aviador Jorge Newbery”
Actualmente la tranquera está cerrada en forma permanente pero los turistas y curiosos, en su afán de conocer más, saltan todo obstáculo y llegan hasta él. Hay que subrayar el pésimo estado de conservación del lugar. Las lapidas rotas o quebradas, tumbas profanadas y cruces sin nombre o identificación alguna. De hecho, el cartel de referencia histórica que instaló la Municipalidad de Río Grande deja mucho que desear. De todos modos la museóloga Patricia destacó las próximas tareas de restauración del camposanto.
la entrada al museo es hasta las 18 horas. Tiene un costo de $ 2 para mayores y $ 1 para menores hasta 6 años.
Fuentes: Explorando Tierra del Fuego (Borla/Vereda)
Tierra del Fuego (Goodall)
Secretaría de Cultura de la Nación
Infoaustral.com.ar
Todas las fotos R. Andrés Toledo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario